Mindfulness y ciencia: ni timo ni panacea

La práctica de la meditación nos entrena en el enfoque de la atención en el momento presente desde una actitud abierta. A este estado conocido como atención plena (atención + actitud) se le conoce como Mindfulness.

En los últimos 30 años surge un interés creciente por este tipo de atención y presencia, así como por sus posibles aplicaciones médicas, psicológicas, educativas, corporativas y deportivas entre otras. De este modo, la meditación que antes se encontraba casi exclusivamente vinculada a entornos de espiritualidad o introspección intensa y se practicaba no sólo como un estado sino sobre todo como una vía a recorrer, se abre en los últimos tiempos nuevos saberes, entornos y formatos. La neurociencia ha sido una de las disciplinas que ha ayudado a acercar la tríada meditación – mente – cerebro.

Por esta convergencia actual uno puede encontrar nuevos sentidos…


¿Quieres formarte en Mindfulness?

¿Te gustaría tener más información al respecto?

Clic aquí


 copia

Para leer el artículo completo hacer clic aquí